Ver todas las noticias
24/05/2008 | Regional Amateur
Los inadaptados de siempre
18:40 | Los protagonistas estaban en la cancha, listos para el comienzo del juego. Pero de repente cayó una bomba de estruendo desde la popular local que dañó al arquero Gustavo Gatti. En consecuencia, tanto Alvarado como Deportivo Madryn volvieron a los vestuarios a esperar la decisión del árbitro, quien finalmente suspendió el partido por falta de garantías.
Todo estaba preparado para que el encuentro se viviera como una fiesta. Sin embargo, los mismos “pillos” de siempre convirtieron la expectativa en otra página negra para el fútbol de ascenso de nuestro país, y forzaron a que el cotejo se diera por terminado antes de que empezara.

A pocos minutos del pitazo inicial, el guardametas marplatense fue víctima de un proyectil que lo dejó tendido en el piso. Inmediatamente, debió ser trasladado al vestuario para ser atendido.

Allí, el juez principal constató la afección y decidió ponerle fin a una historia que no fue.

Desde entonces, dentro de la cancha, los futbolistas se refugiaron en sus respectivos camarines, mientras que afuera del estadio, los “hinchas” de Madryn se enfrentaron furiosamente con la policía.

Intercambiaron golpes de puños y piedras con gases lacrimógenos y balas de goma. Un verdadero desastre.

Afortunadamente, la parcialidad visitante, que había concurrido en masa (había unas 300 personas), pudo retirarse sin ningún tipo de inconvenientes. Lo mismo sucedió con los jugadores y el cuerpo técnico “albiazul”.

Por otra parte, cabe destacar que Gatti fue derivado a un nosocomio cercano para evaluar el daño recibido y aguardar el alta médica. Hasta entonces, el plantel se mantendría a la espera para emprender, todos juntos, el camino de regreso.

Por último, es preciso apuntar que aún no se sabe si el partido será reprogramado, a puertas cerradas, o si como estipula el reglamento ante este tipo de incidentes los puntos quedarán en la vereda del “torito”.