Ver todas las noticias
12/11/2016 | MarplaMundo
Sueño hecho realidad para Lucas Martinez Quarta
23:50 | Con 20 años, el futbolista marplatense tuvo su ansiado debut en Primera con la camiseta de River, el club del que es hincha. Fue en un partido amistoso ante Olimpia de Paraguay, disputado en La Plata, donde el “millo” se impuso por 5 a 1. ¿Un detalle? El tercer tanto fue convertido por el “Chino”, quien se lo dedicó a su hijo Bautista, que viene en camino.
Nacido el 10 de mayo de 1996, Martinez Quarta se desempeña como zaguero - ubicación que le asignó el entrenador Daniel Messina - como volante central, puesto que permitía su lucimiento en las canchas de la “Feliz”. Es diestro, mide 1,81 metros y pesa 75 kilos.

Se inició en General Urquiza, cuando tenía tan sólo 4 años. En 2005 pasó a Argentinos del Sud, donde saboreó el éxito por primera vez al consagrarse campeón del Mundialito de Chapadmalal. De 2007 a 2012, continuó su formación en Kimberley y vistiendo la camiseta del “dragón” fue seleccionado por River en una prueba de jugadores.

La “Banda” lo recibió en 2013 y ese mismo año le regaló su primera experiencia internacional: el Mundial de Clubes Sub-17, en Madrid, donde pudo dar la vuelta olímpica.

La historia se repitió en 2014, cuando viajó a China para disputar la Copa Weifgang y también se trajo la medalla dorada. Ya en diciembre, con edad de Quinta División, Martinez Quarta disfrutó de su primera práctica con el plantel profesional, convocado por Marcelo Gallardo.

El 2015 comenzó de la mejor manera: en enero firmó contrato profesional por tres años y, además, el entrenador Facundo Villalba lo promovió a la Reserva, categoría en la que debutó el 22 de febrero ante Quilmes, cuando ingresó por Guido Rodriguez. Luego, ante Banfield, llegó su estreno en la red.

Antes de su presentación formal, el joven marplatense había formado parte del plantel en dos torneos internacionales, en los cuales River obtuvo sendos subcampeonatos: la International Royal Cup, en Turquía, y la Chivas Cup, en México, donde fue condecorado como el mejor jugador del certamen.

En mayo de ese mismo año, con la casaca número 26 y listo para el debut, el “Chino” integró el banco de suplentes ante Racing, en el Monumental, pero no le tocó entrar. Así se postergó su ilusión.

Lo mismo ocurrió en junio por Copa Argentina, cuando viajó a Formosa y fue incluido entre los relevos para el partido frente a Liniers de Bahia Blanca.

Las expectativas crecieron cuando vio su nombre en la nómina de la Copa Sudamericana 2015. Y se derrumbaron apenas después, en octubre, cuando sufrió fractura de peroné en su pierna derecha. La recuperación fue ardua, pero Lucas nunca perdió la esperanza ni alejó su mente del objetivo.

En 2016 pudo “pegar la vuelta” con la Reserva y hasta logró marcar dos goles: uno ante Olimpo en el Torneo Transición y otro ante Atlético Rafaela, en el campeonato que aún está en juego. Ambos valieron tres puntos (fueron triunfos por 1 a 0).

Finalmente, el pasado 1 de noviembre fue tenido en cuenta una vez más por el “Muñeco” que, tras seguir sus pasos en los 30 partidos que jugó en Reserva, lo citó para entrenar con el plantel superior y lo tuvo a disposición en el duro compromiso ante Estudiantes de La Plata.

Hoy, apenas 11 días después y en una fecha especial para la institución (se celebra el cumpleaños de Enzo Francescoli), Martinez Quarta logró poner Primera con la camiseta número 28. Y se anotó en el tanteador con un gol de palomita. ¡Lujazo!