Ver todas las noticias
03/08/2015 | MarplaMundo
Tiempo de revancha para Lucas Simón
16:50 | En septiembre de 2014, el delantero marplatense sufrió una grave lesión que lo marginó de las canchas durante 219 días. Volvió a jugar a fines de abril de 2015, cuando Huachipato le ganó 1 a 0 a San Marcos de Arica y logró la clasificación a la Copa Sudamericana. Esta semana, por la Copa Chile, al ariete marcó goles en sendos partidos.
“Dije que iba a volver mejor que antes y, aunque sé es que un desafío difícil, me tengo fe”, analizó el ex futbolista de Cadetes de San Martín, en declaraciones a medios trasandinos.

La recuperación, costosa pero puntual, lo embarga de ilusiones a cada paso. Y, frente a las oportunidades que le planta el destino, él responde con facturas en la red.

A poco de comenzar la última primavera, ante Universidad Católica de Ecuador y en el marco de la Copa Sudamericana, Lucas Simón padeció la rotura de ligamentos de su rodilla derecha.

Hasta entonces, el atacante había disputado ocho cotejos en el Torneo Apertura 2014 / 2015 (Chile) y había anotado en diez ocasiones, los últimos dos en su última presentación por torneos nacionales, frente a Antofagasta.

Tras siete meses y diez días de parate, Simón fue convocado para el trascendental duelo que debía afrontar el conjunto “acerero” ante San Marcos de Arica, en el cual estaba en juego el pasaje a la Copa Sudamericana.

Cumplido ese objetivo, tuvo más minutos en cancha en la última fecha del Clausura 2014 / 2015, cuando Huachipato superó por 2 a 1 a Iquique en calidad de visitante.

Dado ese paso, un nuevo compás de espera se iniciaba en su camino. El calendario vigente había puesto su punto final para dar paso al descanso y a una esperanzadora pretemporada.

La actividad oficial retornó los primeros días de julio con el arranque de la Copa Chile. Y en ese contexto la figura del marplatense se agigantó a fuerza de goles: convirtió dos en sólo cuatro días. El primero, de penal, ante Colo Colo para el empate 1 a 1 y, ayer, el segundo, ante Deportes Concepción, que sumó para una victoria por 3 a 2 que significó el desembarco en octavos de final.

Aún a los 28 años, su sueño de progresar sigue vigente y sus expectativas laten más que nunca.