Ver todas las noticias
03/08/2012 | MarplaMundo
Una mirada hacia atrás antes de seguir adelante
15:43 | Para recibir el Torneo Apertura de AFA con todas las ganas te proponemos hacer un repaso del rendimiento que tuvieron los jugadores marplatenses en la primera parte del año. También contemplamos a algunos futbolistas que no nacieron en la “Feliz” pero que tuvieron en nuestros pagos un paso preponderante para sus carreras.
Rodrigo Erramuspe (Unión de Santa Fe): tras despegarse de Lanús, el marplatense no tuvo problemas en mostrar su madurez. Estuvo presente desde el inicio en 17 de los 19 compromisos que afrontó el “tatengue” y sólo fue reemplazado dos veces. En los otros dos, no conformó la delegación. En los 1496 minutos en cancha, recibió cinco tarjetas amarillas y gritó cuatro goles. Un crack.

Diego Villar (Godoy Cruz): no tuvo su mejor torneo, pero aún así logró completar 1346 minutos. Su tiempo en el verde césped fue producto de 16 partidos como titular (nueve completos y siete en los cuales fue sustituido) y uno como suplente, en el cual ingresó. No convirtió goles pero sí fue amonestado siete veces.

Mariano Echeverría (Tigre): el defensor mantuvo su regularidad, pero, como saldo negativo, se llevó dos expulsiones a sus espaldas (y, curiosamente, una sola amarilla). Jugó 15 partidos como titular (trece de ellos, completos) y en los otros cuatro cotejos estuvo ausente. En total, sumó 1294 minutos. ¿Lo mejor? Marcó dos tantos.

Fabián Cubero (Vélez Sarsfield): si bien no tuvo el brillo de otros campeonatos, el campeón juvenil sub-20 en Malasia 1997 aportó su experiencia en los doce partidos que jugó como titular (once completos y en otro debió irse a las duchas más temprano por expulsión). Su cuenta personal incluyó 1057 minutos y cuatro cartones amarillos.

Walter Erviti (Boca): El volante ofensivo jugó 12 partidos desde el arranque; en seis, participó de las acciones a tiempo completo y en los otros seis, fue reemplazado. Una sola vez integró el banco de suplentes y no ingresó. Por consiguiente, sumó un total de 998 minutos en cancha, recibió dos tarjetas amarillas y marcó dos goles.

Federico Almerares (Belgrano de Córdoba): El delantero fue una de las opciones mejor considerada por el entrenador “pirata” para reemplazar a sus hombres de ataque. Así, el marplatense estuvo quince veces entre los sustitutos: entró en cuatro oportunidades y las otras once se fue sin pisar el campo. Además, fue titular en cuatro partidos (uno solo lo jugó completo; en los tres restantes fue reemplazado). En total, jugó 335 minutos, en los cuales anotó una vez y vio un solo cartón amarillo.

Diego Rodríguez (Independiente): el arquero tuvo la chance de mostrarse, pero le tocaron partidos duros como para cumplir con un buen papel. Atajó en tres partidos completos en los cuales recibió siete goles (vs. Boca, Belgrano de Córdoba y Colón de Santa Fe). Además, fue suplente (y no entró) en seis ocasiones.

Diego Ftacla (Tigre): el joven atacante sólo fue titular (y jugó todo el partido) en la última fecha, donde su equipo no sólo se jugaba la permanencia en la categoría sino que también tenía chances de ser campeón. Además, fue seis veces al banco (ingresó en cuatro) y recibió una amonestación. Totalizó 140 minutos de acción.

Matías Presentado (Estudiantes de La Plata): el morocho fue convocado una vez, pero no tuvo la suerte de ingresar.

LOS FORÁNEOS ADOPTADOS

Leonel Galeano (Independiente): el miramarense fue de la partida en 10 cotejos, de los cuales completó nueve; en el otro, fue sustituido. Además, fue suplente en seis ocasiones (dos veces ingresó y cuatro, no). Sumó 920 minutos y recibió cuatro amarillas.

Mauro Camoranesi (Lanús): el tandilense que despegó luego de su paso por Aldosivi estuvo desde el arranque en cinco encuentros, pero una sola vez jugó los 90; las otras cuatro veces fue reemplazado. Además, fue suplente en dos ocasiones e ingresó en ambas. En resumen, disputó 411 minutos y vio una roja.

Diego Martínez (San Lorenzo): el otamendino volvió tras una importante lesión y se dio el gusto de jugar nueve minutos en la era de Ricardo Caruso Lombardi. El polémico director técnico lo llevó al banco en tres oportunidades pero lo mandó a la cancha una sola vez.

Damián Albil (Estudiantes de La Plata): el arquero de Lomas de Zamora estuvo a la sombra de Mariano Andujar. En consecuencia, estuvo en el banco en 16 ocasiones y ausente en los otros tres partidos del campeonato. No pisó la cancha ni un solo instante.