Ver todas las noticias
13/02/2012 | MarplaMundo | A HORAS DE SAN VALENTÍN
Enrique Narvay se reencontró con un viejo amor: el gol
17:35 | El delantero marplatense, de 22 años, convirtió su primer tanto con la camiseta de Rivadavia de Lincoln y, de ese modo, en el fin de semana previo al Día de los Enamorados, recuperó una conquista perdida en medio de sucesivas lesiones.
Su último grito data del 25 de abril de 2010, cuando, a los 3 minutos del segundo tiempo, en el Estadio Dr. José Luis Meiszner, quebró el cero entre Quilmes AC, su club de entonces, e Independiente Rivadavia de Mendoza.

El partido, válido por la temporada 2009-2010 de la B Nacional, terminó igualado 1 a 1.
Desde entonces, corrió mucha agua por debajo del puente. El joven atacante militó en el “cervecero” hasta julio de 2011, fecha en la que quedó libre con el pase en su poder.

Cargado de nuevas ilusiones, “Kike”, como se lo conoce, viajó a Bélgica pero vio frustradas sus expectativas económicas y decidió continuar viaje. En ese recorrido, se le abrieron las puertas en Israel, pero los temores de la guerra fueron más fuertes que sus sueños de fútbol.

Así, retornó a la Argentina y logró incorporarse a San Martín de Mendoza, equipo con el cual pudo jugar tan sólo 9 minutos. Fue debut y despedida en la edición 2011-2012 del Torneo Argentino B: ante Trinidad de San Juan, fuera de casa, el futbolista marplatense ingresó en la parte complementaria en reemplazo de un compañero, pero sufrió un desgarro y debió abandonar el terreno.

Tanto le costó reponerse de esa lesión en el cuádriceps, que tuvo que dejar el club a pocos meses de haber llegado.

Narvay pudo volver a patear el 6 de enero de 2012, en un año que marcó su desembarco en Rivadavia de Lincoln, institución que representa a su liga en el Torneo Argentino A.

De la mano del entrenador Rubén Peracca, que sucedió en el cargo a Juan Carlos Pirez, el joven goleador de la “feliz” hizo su presentación el 28 de enero pasado ante Defensores de Belgrano de Villa Ramallo, en la reanudación de la competencia.

A partir de ese momento, sólo debieron pasar dos fines de semana para que el punta demostrara su afinidad con la red: el domingo 12 de febrero, con un potente derechazo de media distancia, Narvay marcó el segundo tanto del “albirrojo” a los 38 minutos del primer tiempo, en el Coliseo, frente Huracán de Tres Arroyos, en un cotejo que terminó con victoria local por 2 a 0.