Ver todas las noticias
04/02/2012 | MarplaMundo | EXCLUSIVO - Por Sebastián Crosta
Bienvenida Nacional
14:47 | En su vuelta a la actividad, Area Chica MdQ decidió tenderle una alfombra roja a la segunda divisional del fútbol argentino. Con ese afán, preparamos un completo informe de los jugadores nacidos en la ciudad que hoy militan en distintas escuadras de la categoría. ¡No te pierdas el análisis de su rendimiento en la primera parte de la temporada!
DIEGO LAGOS (Instituto de Córdoba)

Arrancó siendo suplente pero luego, con pocos minutos en cancha y promediando la rueda, se fue ganando el lugar. Un gol clave a Gimnasia en la novena fecha le dio la chance de ser el punta titular, situación que abrió la puerta a los demás tantos. En total marcó 4 en los 959 minutos que jugó en 14 encuentros. Buenos números y perspectivas en un equipo líder que, además, no traerá jugadores para ese puesto.

JOEL CARLI (Quilmes AC)

Pedido por el ¨ojo clínico¨ de Ricardo Caruso Lombardi, uno imaginaba que el ex Kimberley y Aldosivi tendría otra participación. Pero le jugó en contra un error puntual en el primer partido ante Boca Unidos, circunstancia que le retaceó participación. En las 18 fechas jugadas, solo participó en tres partidos completos y un tiempo de otro, o sea 315 minutos en 4 presentaciones. Es el primer recambio de la defensa cuando alguien se ausenta por lesión o suspensión.

FERNANDO TELECHEA (Quilmes AC)

Recordado y adoptado por la ciudad por su paso triunfal en Alvarado, el ¨Paisa¨ es de esos jugadores que siempre cumple. No arrancó siendo la primera opción, pero se ganó un lugarcito con lo que mejor sabe hacer: goles. Marcó seis tantos, en 891 minutos en cancha (buen promedio); saltó al campo en 16 encuentros. Su gol más recordado fue el que le cortó la serie de victorias al River de Matías Almeyda: viniendo desde el banco, el delantero puso el 1 a 1 ante los “millonarios” en la cuarta fecha, ya en tiempo adicionado.

NAHUEL YERI (Deportivo Merlo)

Prácticamente no fue considerado por el director técnico Felipe De la Riva. Sin embargo, el cambio de entrenador lo volvió casi titular indiscutido, por lo cual pudo redondear 859 minutos en cancha en 13 encuentros. No convirtió goles, vio una tarjeta roja (de ella purgó la suspensión en el último partido del año) y, en líneas generales, su rendimiento conformó dentro de un equipo que tuvo una primera rueda por demás pobre.

SANTIAGO VILLAFAÑE (Independiente Rivadavia)

Luego de su periplo por España, el lateral derecho llegó a pelear el puesto en el elenco mendocino. Fue importante en el arranque del torneo, pero luego perdió protagonismo dentro de una defensa con muchos problemas de funcionamiento. Jugó 8 partidos, algunos de titular y otros ingresando del banco, totalizando 487 minutos.

GUILLERMO TAMBUSSI (Boca Unidos)

Tras pelearla en los Torneos Argentinos, le llegó la chance de B Nacional. Pero estar atrás de la dupla Núñez-Visconti, de gran rendimiento, le hizo tener poco juego. Por ende, sólo acumuló 172 minutos divididos en 4 encuentros. El récord le bastó para aportar lo suyo con un gol, el único día que salió de titular desde el arranque (ante Brown en Madryn).

ALEJANDRO ESPINOSA (Atlético Tucumán)

El juvenil ex River no es titular y, a veces, ni siquiera va al banco. Sin embargo, es tenido en cuenta por Llop. Jugó 6 partidos, con los cuales acuñó 489 minutos. Esto, como todos los casos, sin contar la Copa Argentina, donde tuvo participación en la clasificación del “decano” ante Estudiantes. Lo más destacado es que debutó en un momento donde el barco se hundía y cumplió satisfactoriamente.

FACUNDO OREJA (Ferrocarril Oeste)

Fue titular indiscutido y uno de los futbolistas marplatenses con más minutos de juego en el fútbol argentino. Fue parte del equipo en 17 de las 18 jornadas; sólo faltó por haber recibido la quinta amarilla. Su rendimiento fue correcto y aportó marca y subida por derecha. Totalizó 1507 minutos en cancha.

MARIO GÓMEZ (DT – Ferrocarril Oeste)

Todo aquel que va a dirigir al equipo de Caballito debe saber que el presupuesto es bajo y que seguramente, de la lista de refuerzos, deberá apelar a segundas opciones. Sin embargo, el hombre nacido en la “Feliz” se las arregló bien, construyendo una localía fuerte donde consiguió 18 puntos en 9 encuentros. De visitante, muchos le reprocharon algo de falta de audacia y que el equipo no fuera gran amigo del gol (marcó 4 tantos en nueve partidos fuera de casa). Deslució su trabajo su viaje a Europa mientras sus dirigidos visitaban a Atlanta en la última fecha, hecho que no fue debidamente aclarado y que causó malestar en la institución. De todos modos, un análisis objetivo marca que su campaña fue de buena a muy buena.