Ver todas las noticias
22/12/2011 | MarplaMundo
Jugadores de la ciudad tuvieron un año inolvidable en la Primera División de AFA
12:12 | En el aspecto individual, Mar del Plata sigue posicionándose en lo más alto del máxima categoría del fútbol argento. En esta temporada, hubo campeones, descensos, regresos y varios goles. Repasá el uno por uno en esta nota...
TORNEO CLAUSURA 2011

Fabián Cubero
(Vélez Sarsfield): El defensor-volante fue capitán del equipo que ganó el certamen y uno de los futbolistas campeones más ovacionado por sus hinchas. Jugó 898 minutos en los 10 partidos en que fue titular (fue reemplazado una sola vez). Además estuvo dos veces en el banco de suplentes (no ingresó) y sumó 7 amonestaciones y un gol (ante Banfield, en la 13º fecha).

Mariano Echeverría (Tigre): El defensor, surgido en Independiente de Mar del Plata, fue de lo más destacado de la temporada. Trascurrido el primer campeonato de 2011, elogió la campaña de su cuadro y se mostró satisfecho con la reñida defensa de la categoría. Jugó 1567 minutos en 18 partidos como titular (fue sustituido una sola vez). Acumuló 4 amarillas y 3 goles (ante Quilmes en la 4º fecha, ante Estudiantes de La Plata en la 14º fecha y ante Huracán en la 17º fecha).

Diego Villar (Godoy Cruz): Se lució con la casaca del “bodeguero”, en un año donde también disputó cotejos de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana. En el primer certamen de 2011, jugó 1118 minutos en 14 partidos como titular (en seis fue reemplazado) y 1 partido como suplente (ingresó). Obtuvo 4 amonestaciones y señaló 3 goles (ante Colón de Santa Fe en la 4º fecha, ante Argentinos Juniors en la 10º fecha y ante Quilmes en la 14º fecha). Lamentablemente, ante Vélez, sufrió una luxación de la clavícula que lo marginó de las dos últimas jornadas del campeonato.

Walter Erviti (Boca): Luego de protagonizar la novela futbolera del verano, el “Mago” tuvo su estreno en uno de los equipos más grandes del país. En su primer torneo con la “azul y oro”, jugó 953 minutos en 11 partidos como titular (en seis fue reemplazado) y 5 partidos como suplente (ingresó en todos). Sumó 2 amonestaciones y convirtió un gol (ante Godoy Cruz, en la 1º fecha, en su debut con la camiseta xeneixe).

Leonel Galeano (Independiente): El miramarense, que militó en las divisiones inferiores de la Liga Marplatense de Fútbol, disputó un total de 883 minutos, producto de su participación en 10 partidos como titular (fue reemplazado dos veces) y 6 partidos como suplente (entró en uno solo). Acumuló 3 amonestaciones y gritó 1 gol (ante Estudiantes de La Plata, en la 16º fecha).

Maximiliano Pereyra (River): El tucumano, ex Cadetes de San Martín, sumó 662 minutos en el marco de 7 partidos como titular (fue sustituido en seis encuentros; la única vez que jugó los 90 minutos fue en el superclásico, ante Boca) y 11 partidos como suplente (entró en cinco). Lo más triste es que descendió a la B Nacional luego de perder la Promoción ante Belgrano de Córdoba. Finalmente, emigró al Udinese de Italia.

Rodrigo Erramuspe (Lanús): El ex defensor de Talleres de Mar del Plata fue campeón con la Reserva del “granate”. Además, disputó 291 minutos en Primera, producto de 3 partidos como titular (los jugó completos) y 10 partidos como suplente (ingresó en una única oportunidad).

Fernando Telechea (Tigre): El balcarceño, goleador de Alvarado en el ascenso al Argentino A, jugó 216 minutos para el “matador”. Fue titular en sólo 2 partidos (fue reemplazado en uno de ellos) y estuvo en el banco de suplentes en otros 13 cotejos (entró tres veces). Vio una tarjeta amarilla y sufrió una lesión en la rodilla derecha que lo tuvo a maltraer sobre el final del torneo.

Joaquín Romea (Gimnasia de La Plata): Después de su auspicioso debut en el Apertura 2010, el juvenil disputó 127 minutos en los dos partidos que jugó como titular (en ambos fue sustituido). En uno de ellos, resultó amonestado. Luego, en el partido preliminar de la 12º fecha, ante Newell´s en el Bosque, padeció una rotura de ligamentos cruzados y fue operado inmediatamante, por lo que debió terminar el certamen en recuperación. De todas maneras, se consagró goleador de la Reserva. La mala noticia fue el descenso a la B Nacional, luego de que el “tripero” perdiera la Promoción ante San Martín de San Juan.

Martín Quiles (Quilmes): El exdefensor del “torito” jugó 121 minutos en el comienzo del año futbolero, donde ingresó como titular en dos partidos (en ambos fue reemplazado). Luego, estuvo mucho tiempo jugando en la Reserva pues el entrenador del plantel superior, Ricardo Caruso Lombardi, no lo tuvo en cuenta: lo citó por primera vez entre los 20 para el enfrentamiento ante San Lorenzo, válido por la 18º fecha.

Diego Ftacla (Tigre): El joven delantero sumó los primeros 93 minutos de su carrera en la división superior, producto de un partido como titular (en el cual fue reemplazado) y dos partidos como suplente (ingresó en ambos). Tuvo su presentación formal ante All Boys en el marco de la 9º fecha. Después de un sacrificio enorme, su club logró mantenerse en la divisional.

Damián Albil (San Lorenzo): Sólo acumuló 90 minutos, que datan del único partido que jugó como titular (frente a Tigre). En los restantes 18 partidos fue suplente (y no ingresó). Le convirtieron sólo un gol. Se terminó yendo porque el “cuervo” no le quiso comprar el pase. El club adujo que no estaba en condiciones de afrontar ese esfuerzo económico.

Diego Rodríguez (Independiente): El arquero que supo pasar por las selecciones juveniles argentinas tuvo su bautismo el 16 de junio pasado ante Huracán, en el marco de la 19º fecha. Ante las lesiones de sus colegas Hilario Navarro, Fabián Assman y Adrián Gabbarini, el “Ruso” jugó 90 minutos, producto de un partido como titular, en el que sólo sufrió un gol. Además fue suplente en otras cuatro oportunidades (no entró).

Diego Lagos (Lanús): Tuvo uno de sus peores torneos. Sólo jugó 62 minutos: de los 10 partidos que integró el banco de relevos, ingresó en tres. Sin embaego, fue capitán de la Reserva que obtuvo el título.

Enrique Narvay (Quilmes): El delantero fue el único marplatense que no pudo pisar la cancha. Una sola vez estuvo en el banco de suplentes, pero no ingresó. Encima, el “cervecero” dejó el alma hasta el último minuto del certamen pero sufrió su noveno descenso en la historia del profesionalismo tan solo un año después de recuperar su lugar en la categoría.

TORNEO APERTURA 2011

Walter Erviti (Boca): Dando la vuelta olímpica con el “xeneixe”, coronó el año de la mejor manera. En la nueva campaña con esa casaca, jugó 1504 minutos. Fue titular en los 19 partidos del certamen (y reemplazado en trece oportunidades). Acumuló tres tarjetas amarillas y marcó 3 goles (ante San Martín de San Juan en la 6º fecha, ante Lanús en la 7º fecha y ante Arsenal en la 18º fecha).

Mariano Echeverría (Tigre): Fue el único marplatense con asistencia perfecta en el segundo campeonato del 2011: jugó 1710 minutos, producto de su participación completa en los 19 partidos. Recogió 3 amonestaciones y convirtió 2 goles (ante Banfield en la 5º fecha y ante Arsenal en la 7º fecha).

Rodrigo Erramuspe (Unión de Santa Fe): Luego de despegar de Lanús, hizo su presentación con la casaca “tatengue” frente a Argentinos Juniors, en la 1º fecha del certamen. En total, jugó 1508 minutos, producto de su inclusión como titular en 17 partidos (fue sustituido solo una vez). Recibió 5 amonestaciones y señaló un gol (ante Godoy Cruz, en la 8º fecha).

Diego Villar (Godoy Cruz): El volante creativo fue el jugador de la ciudad de mejor nivel futbolístico del año. En el segundo torneo del año, jugó 1460 minutos, producto de su titularidad en 16 partidos (fue sustituido en uno solo) y su ingreso en el único partido en el que arrancó como suplente. Vio cinco tarjetas amarillas y gritó 2 goles (ante Tigre en la 3º fecha y ante All Boys en la 6º fecha).

Fabián Cubero (Vélez Sarsfield): Después de consagrarse con el “Fortín”, el excampeón del mundo con la selección sub-20 tuvo una participación regular. Jugó 1348 minutos en 15 partidos como titular (fue reemplazado una vez); fue suplente en una sola ocasión, en la cual no ingresó, y recibió 10 amonestaciones.

Damián Albil (Estudiantes de La Plata): Retornó al “pincha” luego de jugar un año en San Lorenzo. Jugó 949 minutos en los 12 partidos que ingresó como titular (fue relevado una vez); le marcaron 10 goles, pero tuvo la valla invicta en cinco presentaciones. Además, integró el banco en tres encuentros y recibió una tarjeta roja, por lo cual se convirtió en el único marplatense expulsado de toda la temporada.

Mauro Camoranesi (Lanús): El tandilense, que trascendió luego de su paso por Aldosivi, pegó la vuelta al país tras vivir más de una década en el exterior (México, Italia y Alemania). El campeón mundial con la “azzurra” aprovechó sus 714 minutos en cancha, producto de 10 partidos como titular (fue reemplazado en cinco) y 1 partido como suplente, en el cual tuvo la fortuna de ingresar. A lo largo del torneo, fue amonestado en cuatro oportunidades y, también, recibió una tarjeta roja (por una brutal “botinazo” a la cara de Patricio Toranzo, de Racing, en la 12º fecha).

Federico Almerares (Belgrano de Córdoba): El ex delantero de River regresó al país después de su paso por el fútbol suizo. Debutó en la segunda fecha frente a Olimpo de Bahía Blanca y posteriormente formó el once inicial por primera vez ante Colón, en el marco de la 13º fecha. En total, disputó 241 minutos (un partido como titular, en el cual fue sustituido, y 17 partidos como suplente, de los cuales ingresó en 11). Fue amonestado una vez y marcó un gol (ante Argentinos Juniors, en la 10º fecha).

Leonel Galeano (Independiente): Esta vez, el miramarense quedó relegado en un equipo que aspiró a ser protagonista pero se quedó en el camino. Jugó 152 minutos, gracias al único partido completo que jugó como titular y a las tres ocasiones que fue utilizado en los 12 cotejos que arrancó en el banco.

Diego Rodríguez (Independiente): Todavía a la sombra de otros arqueros de mayor experiencia, el “uno” debió conformarse con integrar la delegación en tres partidos, en los que fue al banco pero no entró.