Ver todas las noticias
05/07/2009 | MarplaMundo
“El tiki tiki lo tuvimos nosotros”
19:37 | Lo señaló el marplatense Fabián Alberto Cubero, tras obtener su tercer título con la camiseta de Vélez Sarsfield. El defensor surgido de la cantera local se mostró feliz con la conquista del Clausura 2009 ante Huracán y compartió la alegría con su familia, especialmente con su mujer Nicole Neumann y su hija Indiana.
En diálogo con TyC Sports, en medio de un parate en el festejo, Cubero resumió lo sucedido en el estadio Amalfitani: “el equipo hizo un gran esfuerzo; por momentos jugamos muy bien, pudimos cortar el circuito de juego de Huracán y creo que, a lo largo de todo el partido, fuimos superiores”.

Sin embargo, más allá de la algarabía, a renglón seguido, reconoció: “fue un cotejo muy complicado, pero considero que nosotros, más allá del penal no convertido, manejamos bien la pelota en el primer tiempo y salimos a buscar el resultado en el segundo, ya que el empate no nos servía”.

“Ellos se cerraron atrás – contó Poroto poco después - y nosotros no podíamos entrar jugando. No nos quedó otra que aprovechar a los dos torres que teníamos arriba, Larrivey y López, para conquistar la diferencia”. “…y así vino el gol” – dijo satisfecho.

De todas maneras, a colación, aclaró: “nunca pensé que Huracán estaba cerca de convertir; es más, estaba seguro de que no iban a llegar al gol. No tuvieron grandes situaciones, sólo un cabezazo que dio en el travesaño en el primer tiempo y una de De Federico, que no remató bien. Pero en definitiva no generaron chances claras”.

“Nosotros tampoco – se sinceró - pero manejamos los hilos del encuentro los 90 minutos”.

Consultado sobre si fue víctima de una infracción en el área del “globo” durante el complemento, el marplatense explicó: “me hicieron un penalazo y si no me rompió fue de casualidad”.

“Arano se me tiró con las dos piernas para adelante y me agarró la rodilla. No podía más del dolor” - afirmó.

Y añadió poco después: “pero nunca le quise pegar. Lo que pasó es que como tenía los ojos cerrados, traté de sacármelo de encima, pues después de arremeter contra mí, quedó encima mío”.

Más adelante, Cubero se refirió a su actuación individual y subrayó: “mientras transcurre el juego, uno no se pone a pensar si el gol le va a llegar o no; simplemente estás metido, haciendo todo lo posible para sacar la ventaja”.

“En este torneo – reseñó - me ha tocado jugar en otro puesto y tuve la suerte de poder participar varias veces en el área rival, donde traté de darle una mano al equipo”.

En otro sentido, respecto del buen fútbol que desplegaron el mismo Huracán y también Lanús, el jugador del Fortín, reflexionó: “a lo largo del torneo es importante jugar bien para tener más posibilidades de ganar los partidos, pero como el campeonato dura 19 fechas es difícil sostener el juego vistoso”.

“Lo más importante – analizó - es tener regularidad y solidez y ser un equipo compacto, ya que eso es lo que te lleva a ganar campeonatos”. “Vélez fue un equipo que tuvo esas condiciones y por eso perdió un solo partido en todo el torneo” – indicó Cubero.
Por último, el futbolista resaltó las cualidades institucionales de su club: “se hizo un gran trabajo. Los dirigentes fueron muy inteligentes y se tomaron la responsabilidad de llamar a Christian Bassedas, quien fue el que tiró el nombre de Gareca para que asumiera como entrenador”.

“Por eso – continuó - acá todos somos importantes, desde el presidente hasta el utilero, y todos nos esforzamos para conseguir esto”.

Asimismo, Poroto puntualizó: “más allá del premio que tuvimos por partido y por salir campeones, lo más importante es el logro. Consagrarse en un torneo tan competitivo y tan parejo como éste es emocionante, tener la copa en la vitrina del club es lo que más gratifica”.

“Además – concluyó - el hecho de que la gente pueda disfrutar no te lo saca nadie”.

“Lo material, en algún momento, alguien lo puede llegar a comprar, pero el título no se compra” – disparó a modo de cierre.