Ver todas las noticias
25/08/2008 | MarplaMundo
¿De qué planeta viniste?
09:09 | Matías Vuoso les responde con goles a quienes criticaron su convocatoria a la selección mexicana. El delantero marplatense del Santos Laguna marcó dos veces, cedió en otra y forzó a que un oponente convirtiera en contra de su propia valla. Así rompió el maleficio de 10 años sin victorias de su equipo contra las Chivas de Guadalajara en Jalisco.
Luego de que el “rebaño” se pusiera en ventaja en su cancha, Santos respondió con una acción impecable: Matías Vuoso recibió un pase de Fernando Arce y sin darse vuelta para ver la ubicación de Christian Benítez, lo habilitó con un taco, dejándolo mano a mano con el arquero rival, a quien fusiló sin compasión con tiro cruzado.

Posteriormente, las Chivas volvieron a ponerse arriba en el marcador. Y otra vez el último campeón del fútbol mexicano dio acuse de recibo: el argentino Walter Jiménez puso un excelente pase de cabeza a Vuoso, quien pese a la marca que Gonzalo Pineda logró conectar para vencer al “uno”.

Sin embargo, sobre el filo de la primera etapa y en una jugada desafortunada, el ex Boca Fernando Ortiz le sirvió la ventaja parcial al local.

Pero tras el descanso y algunos encontronazos entre los jugadores de ambos equipos, los dueños de casa se mostraron desconcertados y Santos lo aprovechó.

Cuando promedia el complemento, en un balón filtrado, Vuoso venció al arquero Rodríguez con tiro raso y puso el 3-3.

A colación, los anfitriones buscaron el resultado pero perdieron a un hombre por expulsión, lo que complicó sus aspiraciones.

Así, Vuoso siguió dando rienda suelta a su gran noche: a los 32’ del segundo tiempo, el marplatense peleó un balón por derecha, cerca del banderín del corner, ganó la posesión, se quitó la marca de encima, entró al área y envío un centro que fue desviado por el central Héctor Reynoso; lo que concluyó en un gol en contra.

Finalmente, el argentino Ludueña cacheteó el esférico tras la habilitación de un compañero y puso su sello al definitivo 5-3.

DE UN ARCO AL OTRO

A horas de la victoria y del regreso a Santa Rita, los futbolistas del Santos volvieron al trabajo.

Igual que algunos de sus colegas, Vuoso asistió a la práctica con su hijo (tiene una nena más grande y un varón que viene en camino) y además, en un clima distendido, se probó los guantes para descubrir los gajes del oficio…