Ver todas las noticias
23/03/2008 | MarplaMundo
Luengo deja Gimnasia y Tiro
23:35 | Tras ser amenazado con un arma de fuego, el balcarceño, ex Kimberley y Cadetes de San Martin, se alejará del club salteño y retornará a Mar del Plata. Otra vez la violencia tiñó el mundo del futbol…
“O ganan el partido o son boleta” le habrían dicho un grupo de inadaptados a los jugadores Damián Luengo (22) y Gonzalo Baroni (23).

El episodio ocurrió el jueves pasado, alrededor de las 13.30, en la esquina del estadio de Gimnasia y Tiro de Salta, donde el plantel “albo” se alistaba para partir rumbo a Santiago del Estero con el fin de enfrentar a Central Córdoba en el marco de una nueva fecha del Argentino B.

Al respecto, el “Paisa” comentó: “estaba ya casi todos arriba del colectivo, pero yo me había quedado hablando con un periodista. Llegaron estos tres hinchas, me pusieron un revólver en el cuello y subieron conmigo al micro. Ahí, sin dejar de apuntarme, dijeron que había que poner huevos y que había que ganar en Santiago del Estero. Que si no lo hacíamos, no volviéramos a Salta. De locos”.

Y, en diálogo con el diario La Capital, completó “La verdad es que estoy muy asustado; mi familia está muy preocupada… Te pasan un montón de cosas por la cabeza en un momento así”.

El hecho fue comunicado inmediatamente al 911, lo que derivó en la llegada inmediata de la policía al lugar. Luego hubo rastrillaje en la zona, pero la búsqueda no resultó exitosa.

En consecuencia, autoridades de la institución realizaron una denuncia penal, y el propio Luengo, acompañado por el dirigente Osvaldo Montaldi, concurrió en las últimas horas a la Brigada de Investigaciones para ratificar lo sucedido.

En estos momentos, personal policial busca a uno de los acusados, un barrabrava apodado “Beto”, de apellido Armata, quien se habría ido a la provincia de Tucumán.

El caso se halla en manos del Fiscal Correccional 5, Marcelo Rubio, y está caratulado momentáneamente como amenazas, aunque se estima que podría pasar a tratarse como delito de coacción, por lo que sería elevado a un juez de instrucción.

LA DECISION

Tras la derrota del último viernes por un categórico 3 a 0, Damián Luengo le comunicó a su entrenador Pedro Rioja y a los directos del club que se iría de Salta.

El futbolista explicó que había tomado la determinación por recomendación de su papá y que regresaría inmediatamente a Mar del Plata, donde reside su familia.

Al parecer, ni la custodia en la cancha ni la guardia especial dispuesta en su propia casa (vive solo a unas 15 cuadras de la sede) alcanzaron… el temor pudo más. “Que te amenacen con un arma pasa todos los límites” había declarado el Paisano.

Según se especula, el volante se despedirá de sus compañeros en la práctica del lunes.

Pero aclaró: “no quiero que nadie interprete que me quiero bajar del barco. La verdad es que tengo miedo”.

Fuente: El Tribuno y Radio Salta
Produccion: AREA CHICA MDQ